Alemania reclama urgentemente médicos a la Embajada de España

0
260

La clínica “Gefässkranheiten Rhein-Ruhr” (Enfermedades vasculares de la región del río Rin y la cuenca del Ruhr), con sede en Essen, necesita ampliar plantilla y no encuentra médicos en Alemania. Sabedora de los problemas del desempleo en nuestro país, se ha dirigido a la Embajada de España en Berlín ofreciendo oportunidades de trabajo para médicos españoles(generalistas, cirujanos vasculares, angiólogos), preferiblemente con conocimientos de la lengua alemana, para instalarse allí.

Y es que en Alemania hacen falta médicos. Primero, porque existe un numerus clausus muy exigente: se pide una nota de Abitur, es decir, del examen que cierra los estudios de Secundaria, de un 1,0 o de un 1,1 (en una escala descendente del 1 al 5). Segundo, porque el crecimiento de la población enferma, con problemas crónicos o necesitada de cuidados por su elevada edad es muy superior al ritmo de formación de facultativos (un aumento de sólo un 2,3 por ciento en el año 2010, según datos del Colegio de Médicos alemán). Tercero, porque no siempre están suficientemente pagados y prefieren trabajar en las grandes ciudades y en sus hospitales, donde los sueldos son mejores. Muchos emigran hacia otros países con mejores condiciones de trabajo o económicas, como Gran Bretaña o Noruega.Cada vez hay más carencia de especialistas, que se suplen con médicos no alemanes. Siempre según los datos del Colegio Federal de Médicos del año 2010, en la República Federal trabajan 25.316 facultativos no alemanes, con un incremento de un 9% con relación al año anterior.

Otros datos interesantes son los de la consultora Price Waterhouse Coopers: de seguir así las cosas en el año 2020 se necesitarán en Alemania 56.000 médicos y en los hospitales habrá 165.000 puestos de trabajo por cubrir, entre enfermeras, auxiliares, personal de cuidados intensivos y especialistas en el cuidado de ancianos. El asunto de las convalidaciones de las titulaciones españolas corresponde a los Colegios de Médicos, una institución aquí llamada Bundesärztekammer, algo así como la Cámara Federal de Médicos. En principio, es más fácil equiparar los primeros seis años de licenciatura española que los siguientes de especialización.

Curiosamente, uno de los problemas que preocupa a los médicos alemanes es la feminización de la profesión: hay cada vez más mujeres en la carrera (un 64 por ciento de los estudiantes son féminas) pero éstas trabajan menos horas que sus colegas masculinos (hasta un 25 por ciento menos, según datos del Colegio de Médicos). Unos y otras se acogen también a reducciones de jornadas relacionadas con el cuidado de la familia u otras actividades de formación o trabajos en paralelo.

Hay pues, una oportunidad de trabajo clara para los médicos en paro en España, que tienen una buena consideración en el exterior. Particularmente la especialidad de médico de familia, que con sus cuatro años de estudios extra y añadidos a los seis de formación generalista coloca a estos facultativos como los mejor preparados para atender las urgencias hospitalarias. Del “vente a Alemania, Pepe” vamos a pasar pronto al “Véngase usted a Alemania, doctor… o doctora”.

fuente

http://www.elconfidencial.com/opinion/europa-europa/2012/03/17/alemania-reclama-urgentemente-medicos-a-la-embajada-de-espana-8888/

Image Map