Neurología advierte de serios daños en la especialidad si se aprueba la troncalidad

0

La Sociedad Española de Neurología (SEN) y su nueva Junta Directiva han mostrado su preocupación ante el reciente anuncio de que el Ministerio de Sanidad remitirá en los próximos días el proyecto de Real Decreto de Troncalidad al Consejo de Ministros, último trámite antes de ser publicado en el Boletín Oficial del Estado.

La sociedad científica, que se ha mostrado contraria a la inclusión de la especialidad en el tronco médico desde sus primeros planteamientos, considera que la investigación y la proyección internacional de la Neurología española, así como la atención al paciente pueden verse seriamente dañados.

“Una formación troncal puede ser interesante siempre y cuando no se reduzca la formación específica de Neurología. Lo que hasta ahora buscaba el programa formativo es obtener especialistas, no médicos generalistas como trata de obtener la troncalidad. Por lo tanto, vemos muy peligroso perder años de formación en los ámbitos específicos de la especialidad, ya que irá en detrimento de la calidad de los futuros profesionales y, por lo tanto, de su labor investigadora y de la atención a los pacientes”, explica Alfredo Rodríguez-Antigüedad, presidente de la SEN.  “Además, recortar el tiempo de formación de los futuros neurólogos implicará que nuestros profesionales no serán reconocidos como tal en el resto de Europa, lo cual es un problema serio”.

En el campo de la investigación, la SEN percibe el actual borrador como un regreso al pasado, al contrario de cómo han evolucionado los planes formativos de la especialidad de Neurología de los países occidentales y desarrollados. Además considera que es ir en contra de toda la competencia clínica y técnica que supone ser un neurólogo en el siglo XXI.  “En toda Europa, el desarrollo en biomedicina se realiza y se realizará a través de las neurociencias, pero la troncalidad no favorece la promoción y competencia de España.  No solo es un paso atrás, sino que supondrá un freno en el desarrollo de la investigación en nuestro país”, señala Ignacio Casado, vocal del Área Científica de la SEN.

Otro de los aspectos que preocupa a la SEN es la homologación de títulos con el resto de Europa. Con la entrada en vigor de la troncalidad, y puesto que la European Federation of Neurological Societies (EFNS) exige un mínimo de cuatro años de formación específica en Neurología para convalidar los títulos en Europa, la SEN teme que los futuros profesionales no sean reconocidos. “En los últimos años, la gran mayoría de los países europeos han aumentado los años de formación específica en Neurología. Por el contrario, España va a ser el único país europeo que recorrería el camino a la inversa, lo que hará no solo que nuestros profesionales sean los menos competitivos, sino que no podrán homologar sus títulos”, comenta José Manuel Moltó, vocal del Área Internacional de la SEN.

De acuerdo a los resultados de una encuesta llevada a cabo por la SEN, un 74 por ciento de los neurólogos españoles cree que la troncalidad no supondrá un ahorro económico, sino que implicará un aumento de los gastos en pruebas diagnósticas, tratamientos y estancias hospitalarias y un mayor coste de la discapacidad derivado de los retrasos en diagnóstico y tratamiento. “Se ha comentado en diferentes foros, que la virtud del borrador es que permite transversalizar las especialidades, de manera que se puedan adaptar mejor a las necesidades de  la  asistencia, pero lo mejor para abaratar la asistencia y mejorar su funcionamiento, son los profesionales formados y que sean resolutivos. Un profesional menos específico es más caro, porque consume más técnicas, y al transversalizar bajará la resolutividad, de manera que podemos encontrarnos dentro de unos años con un sistema sanitario menos sostenible aún que ahora”, explica el Dr. Pablo Mir, Vocal del Área de Política Estratégica de la SEN.

La SEN considera que, de mantenerse la especialidad de Neurología dentro del tronco de Medicina, el periodo formativo debería ampliarse a seis años: los dos primeros años comunes al tronco médico y los cuatro siguientes específicos en Neurología. “La especialidad de Neurología necesita cuatro años de formación específica porque es una especialidad que está integrada por muchas subespecialidades, trabajamos con una gran variedad tratamientos  y tenemos que saber llevar a cabo una gran diversidad de pruebas diagnósticas. Aumentar el tiempo de formación es necesario para que el sistema de troncalidad no empeore la formación actual, con menos tiempo de aprendizaje específico, menos relación con los pacientes neurológicos y con los neurólogos tutores y no suponga un retroceso de más de 30 años en la formación MIR”, comenta el Miguel Alberte, vocal del Área de Neurólogos Jóvenes de la SEN.

89% de los neurólogos, en contra

La Junta Directiva de la SEN recuerda que, según los resultados de una encuesta anónima realizada entre sus 3.000 miembros, el 89 por ciento de los neurólogos españoles son contrarios al actual proyecto de troncalidad y que un 88 por ciento considera que supondrá graves prejuicios en la formación.  “Por lo tanto, estamos hablando de la opinión de todo un colectivo que ve con preocupación cómo, a pesar de los múltiples encuentros que hemos mantenido con el Ministerio de Sanidad, no se han buscado  soluciones”, señala Carlos Marsal, Vocal del Área de Atención a Socios de la SEN.

“Además nuestra posición no solo está respaldada por los socios, sino también por las asociaciones de pacientes que ven con inquietud cómo una menor formación de los profesionales incidirá directamente en el servicio que otorgamos a la población. La troncalidad supondrá una pérdida de la calidad de servicio, más retraso y errores en el diagnóstico o la necesidad de buscar especialistas más preparados fuera de nuestro país. Algo realmente preocupante cuando estamos hablando de una especialidad que, no sólo se ocupa de tratar al grupo de enfermedades más prevalente de España, sino que su incidencia seguirá incrementándose con el aumento de la expectativa de vida”, asegura Marta Ferrero, vocal del Área de Relaciones Sociales de la SEN.

“Nos estamos jugando mucho”, matiza Jose Maria Grau Veciana, presidente de Honor de la SEN, durante el acto de toma de posesión del nuevo presidente de la SEN. “Nos jugamos la posibilidad de seguir formando neurólogos con pies y cabeza, con un programa sensato, con un programa decente. En cambio, el programa que hay previsto con la nueva legislación, o con lo que se prevé que pueda ser, nos conduce a una situación muy complicada”.

fuente

http://www.redaccionmedica.com/

Compartir.

Sobre el Autor

Medico y Web developer

Comentarios están cerrados.