El Colegio Oficial de Médicos de Madrid, ICOMEM, ha presentado un recurso por vía judicial contra la norma que troca las horas de guardia de los facultativos en jornada ordinaria

0
152

El recurso, en concreto, es contra la resolución de 29 de enero de 2013 de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud, que regula la ampliación de la jornada ordinaria a 37,5 horas semanales en la Sanidad pública de la Comunidad de Madrid. Antes, de forma cautelar y como es preceptivo, el Colegio interpuso un recurso de alzada por la vía administrativa.

 

El ICOMEM cree que convertir horas de guardia en jornada ordinaria repercute en el médico, al que se le baja de forma efectiva su salario y se le consideran como ordinarias horas extraordinarias como los festivos o la nocturnidad. Asimismo, afecta a los pacientes, que ven rebajadas las horas en las que su médico le puede prestar asistencia, ya que durante las horas de guardia los recursos son reducidos y sólo se atienden casos urgentes, y no hay asistencia ordinaria reglada, como consultas, pruebas o cirugías programadas. La medida, por tanto, no redunda en absoluto en una mayor calidad asistencial.

 

Medidas sin previo acuerdo

 

 

Al decir del órgano colegiado, se trata de unas instrucciones que se dictaron sin alcanzar un acuerdo en la Mesa Sectorial de Sanidad, cuyo contenido resulta discriminatorio respecto al resto de personal estatutario, funcionario y laboral de la Consejería de Sanidad que no presta sus servicios en instituciones sanitarias del Servicio Madrileño de Salud, así como respecto al resto de la misma Administración autonómica, que al no hacer guardias les supone un incremento de las horas ordinarias que pueden realizar de distintas formas y su retribución salarial no se ve afectada.

 

Por lo tanto, la institución colegial, “en sintonía con la postura de la Defensora del Pueblo, insiste, por un lado, en el respeto al profesional y a la labor que desempeña, que es de máxima importancia para el ciudadano y la sociedad, pero también en la defensa y la tutela de la calidad asistencial como único argumento válido a la hora de planificar la labor de los facultativos, y denuncia que la reducción de horas de trabajo efectivo merma la calidad asistencial.

 

En esta misma línea, el ICOMEM afirma que ya está trabajando en el desarrollo de una Comisión de Calidad que vele y certifique la calidad que se presta en los diferentes centros sanitarios de la Comunidad, con independencia de su modelo de gestión.

fuente

http://www.actasanitaria.com/noticias/otras-noticias/articulo-los-medicos-madrilenos-recurren-la-normativa-autonomica-que-convierte-las-horas-de-guardia-en-jornada-ordinaria.html

Image Map