El nuevo modelo de receta privada aumenta la seguridad y ofrece nuevas garantías

0
363

Los Consejos Generales de las profesiones prescriptoras, de Médicos,  Dentistas y Podólogos han presentado hoy una plataforma única de prescripción, que está ya lista para utilizarla. Se trata de un modelo que, con un código de verificación electrónica (CVE) que garantiza su autenticidad, aporta garantías para la sociedad, para el médico y para los empleadores de los médicos.

El presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín; el presidente del Consejo de Dentistas, Alfonso Villa Vigil; el vicepresidente de Consejo General de Podólogos, Manuel Meneses, y el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz y coordinador del Observatorio de la Prescripción, Pedro Hidalgo presentaron ayer en la OMC esta plataforma única de prescripción.

“Este nuevo modelo de receta médica privada tiene una importancia capital para la salud de los españoles y para el mejor comportamiento del uso de los medicamentos, al mismo tiempo aumenta la seguridad y las garantías de la prescripción de fármacos”, según ha explicado Juan José Rodriguez Sendín en la presentación de la nueva receta.

El presidente de la OMC resaltó que una de las características de este nuevo modelo es el de su validez en todo el territorio nacional “con las mismas e idénticas garantías, entre ellas, la autenticidad del médico que prescribe, que éste no está sujeto a expediente de ningún tipo y, por tanto, que esté capacitado para poder prescribir, y que, además, es el especialista que dice ser”.

Juan José Rodriguez Sendin resaltó las garantías de este nuevo modelo que “favorecen tanto a los médicos, frente a casos de intrusismo profesional o de falsificación de recetas, como al ciudadano, puesto que ningún médico que no lo sea  le va a hacer una receta ni a prescribir tratamiento alguno”.

El presidente de la OMC resaltó, asimismo, que “el farmacéutico podrá comprobar, en una base de datos disponible permanentemente, que el médico prescriptor existe y si esa receta es la original; incluso, podrá anularla”; que “el médico va a tener la garantía, en caso de pérdida de la nueva receta, de poder anularla inmediatamente” y que “los Colegios profesionales, que son los certificadores y los que emiten la garantía, podrán anular la capacidad de prescribir de un profesional en el caso de que haya sido expedientado por cualquier otro motivo”.

Rodriguez Sendín  explicó que el Real Decreto 1718/2010 otorga a los Consejos Generales una “capacidad insustituible” en todo el proceso de este modelo de receta privada y que “su código de identificación, que es el que otorga todas las garantías que aporta este nuevo modelo de receta, sólo lo van a poder emitir los Consejos Generales de Médicos, Odontólogos y de Podólogos, porque son los que tienen la competencia y responsabilidad exclusiva”.

Aunque el Real Decreto 1718/2010 establece que el nuevo modelo entre en vigor a partir de 21 de enero de 2013, será necesaria una Orden Ministerial para su ejecución y para establecer hasta donde van a llegar las obligaciones y los controles.

Sobre esta Orden Ministerial, que requiere unos trámites que son competencia del Ministerio de Sanidad y que, probablemente estará disponible en un plazo no superior a tres meses durante los cuales  convivirán la receta privada actual y el nuevo modelo, el presidente de la OMC aseguró que todas las organizaciones profesionales competentes “hemos hecho nuestras correspondientes aportaciones para su elaboración” y dijo que el Director General de Farmacia “nos ha expresado su acuerdo y satisfacción con el modelo consensuado que le hemos ofrecido”.

Rodriguez Sendin añadió que este nuevo modelo  surge, además, “con la vocación de cumplir con lo que establece la directiva de Sanidad transfronteriza” por lo que, según estimaciones,  “a finales de 2013, esta receta tendrá valor con las máximas garantías y con los correspondientes y estrictos controles para cualquier país de la Unión Europea, ya que, a partir del 30 de octubre, entra en vigor para toda Europa”.

Por su parte, Pedro Hidalgo explicó que el código de verificación electrónica (CVE), un código de barras,  es “la llave de seguridad de la nueva receta que nos permite saber quién, dónde y cuándo y a quién se ha prescrito la receta privada”, un sistema, del que destacó que  aporta “trazabilidad, seguridad y compromiso” y evitará falsificaciones. Explicó que cada receta servirá para un solo medicamento, que una vez utilizada, quedará invalidada, y puso como ejemplo el billete de AVE, que una vez que se utiliza, queda anulado.

Tras señalar que el Real Decreto 1718/2010 faculta a los consejos generales de Médicos,  Dentistas y Podólogos de la edición, gestión, control e inspección de la impresión y entrega de las recetas médicas privadas, aludió ?a preguntas de los periodistas- al coste estimado de  este formato que será de un céntimo de euro en lo referente a la plataforma, independientemente del papel y el número de recetas que se soliciten. Los consejos cargarán este coste a los colegios y estos, a su vez, al prescriptor solicitante. En cualquier caso, explicó que este coste es estimativo y se modificará en función del número de solicitudes, dato que, en estos momentos se desconoce.

El presidente del Consejo de Dentistas, Alfonso Villa Vigil, agradeció a la OMC el trabajo pionero de los médicos para crear esta plataforma “más barata y eficaz” y que da garantías al ciudadano y al paciente y evita la falsificación. También expresó su satisfacción por la coordinación entre los tres consejos generales de las profesiones prescriptoras para poner en macha esta plataforma única, así como el esfuerzo de los farmacéuticos que son los encargados de validar la nueva receta privada.

Por su parte, el vicepresidente de Consejo General de Podólogos, Manuel Meneses, expresó también el agradecimiento a la OMC por el trabajo llevado a cabo para la implementación de esta plataforma que “es exigente y nos beneficia a todos, en especial, a los pacientes”.

Serafin Romero, secretario general de la OMC, explicó que la OMC ha mantenido reuniones con las entidades de regímenes especiales que deberán ajustarse a lo establecido por el Real Decreto 1718/2010 como la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE), así como con las principales aseguradoras médicas privadas como Mafre, DKV, Sanitas, Adeslas y Asisa para “trabajar conjuntamente en este modelo de seguridad”. Dijo que con todas ellas existe buena sintonía y están pendientes de adaptar este sistema

fuente

http://www.medicosypacientes.com/articulos/recetapresentacion.html

Image Map