El pacto por la Sanidad incluirá un calendario único de vacunas y la tarjeta sanitaria común

0
160

El Gobierno y las Comunidades Autónomas han suscrito hoy la «hoja de ruta» del pacto por la Sanidad, que incluye el consenso sobre el calendario vacunal, la tarjeta sanitaria común y la creación de una red que determinará una «nueva» cartera de servicios única para todo el territorio nacional. Así lo ha anunciado hoy la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, tras el primer consejo interterritorial de salud celebrado en esta legislatura y el número cien desde la creación de este órgano. Mato ha señalado que se ha alcanzado un primer acuerdo sobre las edades y fechas en que se administrarán las vacunas infantiles, aunque no será hasta 2013 cuando se determine cuáles de ellas serán comunes para todas las comunidades. «Ningún niño va a dejar de recibir una vacuna si es buena para su salud, recibirán todas las que sean necesarias y de manera igual en todas las Comunidades Autónomas», ha subrayado.

Además de existir un pacto para la compra centralizada de cinco millones de dosis de vacunas de la gripe, a la que se han adherido 14 comunidades, se ha decidido también la adquisición conjunta de las vacunas infantiles, lo que supondrá un «importante ahorro» y al menos una inversión de doscientos millones de euros en prevención.

En cuanto a la tarjeta sanitaria, que será interoperable en todas las CCAA, se empezará a emitir antes de finales de 2012 y se incorporarán a ella cuatro millones de ciudadanos anualmente, según procedan a su renovación.

La «nueva cartera» de servicios con la que contará la Sanidad pública se decidirá a través de una Red Española de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones del Servicio Nacional de Salud, que determinará qué tratamientos financia la Sanidad pública y cuáles no, en función de su coste-eficacia. Se trataría de «trabajar en red como una sola unidad», ha expuesto la ministra, de forma que se consensúe la incorporación de nuevas tecnologías y prestaciones, y se revisen las ya existentes, siempre bajo un criterio científico y de eficiencia. Todas estas medidas, según ha dicho Mato, van encaminadas a «garantizar la sostenibilidad» de la Sanidad, teniendo como eje al ciudadano para que reciba unos servicios sanitarios «gratuitos y universales en todos los lugares de España», con independencia del lugar donde resida. «Las fórmulas de financiación y sostenibilidad la decidiremos entre todos en el seno del Consejo Interterritorial», ha agregado la ministra, quien ha reconocido que actualmente no existe una cartera básica para toda España, porque difiere en cada Comunidad.

Respecto a la tarjeta sanitaria ha aclarado que «no será única, pero sí interoperable», lo que significa que será «compatible con todos los sistemas», al incorporar un número o código vitalicio para cada una de las personas, que podrán ser atendidas con ella en cualquier lugar de España. Éste será el primer paso para desarrollar la historia clínica y la receta electrónicas, integrando así las nuevas tecnologías en los servicios sanitarios, y que servirá también para formar parte del proyecto de tarjeta única europea. El Consejo ha aprobado además el «reconocimiento mutuo» de certificaciones y autorizaciones, para eliminar las trabas actualmente existentes para las empresas y profesionales que trabajan en el sector sanitario. Ante la situación de crisis económica y la amenaza de recortes en las prestaciones sanitarias, Mato ha querido trasladar un «mensaje de confianza y tranquilidad en el futuro» a los españoles sobre la continuidad y sostenibilidad de este «gran servicio público».

Mato ha explicado que se han constituido los grupos de trabajo en favor del pacto por la Sanidad y los Servicios Sociales, formados por personal técnico «altamente cualificado». Ellos se encargarán de plantear las «mejores propuestas» para conseguir una Sanidad pública «cada vez más cohesionada y eficiente».

fuente

[Enlace retirado]

Image Map