El paro resurge en Galicia entre los médicos y ya afecta a decenas de facultativos

0
281

Una formación mínima de once años para terminar con contratos de día e incluso de horas. El colectivo de los médicos ya no está a salvo del desempleo y más de medio centenar de facultativos gallegos están en situación de paro casi total, o de precariedad absoluta.

El Consello de Colexios de Médicos de Galicia dio la voz de alarma esta semana, al constatar que ya existe paro en la comunidad, y solicitar por lo tanto que se reduzcan las plazas ofertadas en la titulación de Medicina para evitar que aumente el desempleo. En el Colegio de Ourense contabilizan unos doce médicos de primaria sin apenas trabajo, a los que hay que sumar otros siete u ocho de atención hospitalaria «en el paro directamente o haciendo alguna guardia», explican. En el de Lugo hay seis médicos de primaria prácticamente desempleados, y facultativos de especialidades como endocrinología o reumatología con muchos problemas para encontrar trabajo.

En A Coruña son unos veinte médicos los que apenas reciben llamadas, mientras que en el colegio de Pontevedra no han hecho una estimación, pero su presidente, Luis Campos, es consciente de que la precariedad va a aumentar con las medidas que negocia el Gobierno gallego. «Y eso que las cifras no suben, por los médicos que se van al extranjero», apunta.

Uno de los problemas derivados de la crisis económica y que afecta directamente a los médicos es la cobertura de bajas. Aunque desde los colegios y desde los sindicatos piden al Sergas que se recurra a los facultativos en paro para hacer las sustituciones, la Administración opta por la intersustitución, entre compañeros, -económicamente mucho más barata-, la prolongación de jornada e incluso, denuncian los médicos, el bloqueo de agendas. El colegio de médicos de Ourense, por ejemplo, hizo un llamamiento a sus facultativos con trabajo estable para que no acepten horas extra y se resistan a realizar intersustituciones, para que la gerencia a recurrir a los médicos parados.

Esta situación ha llevado a algunos profesionales a repetir la especialidad eligiendo otra con menos desempleo; y ha provocado que solo el 50 % de los facultativos que acabaron el período de formación MIR en España en el año 2006 tengan actualmente un contrato estable.

 

Menos plazas

Ante el paro y la precariedad del colectivo, los colegios médicos han pedido que se reduzcan las plazas de la carrera. Este año se presentaron a las pruebas MIR el doble de aspirantes que puestos ofertados, pero como es un requisito obligatorio para ejercer en la Unión Europea, esto deja a los licenciados sin opciones de trabajar en la sanidad pública.

fuente

[Enlace retirado]

Image Map