Hospital Virgen del Rocío, no tenemos ni para pagar las nóminas de julio

0
384

Francisco Torrubia, director gerente del Hospital Virgen del Rocío, sembró esta semana la alarma en el centro sanitario tras reunirse con médicos tutores de Médicos Internos Residentes (MIR) y decirles —según algunos testigos— que«las cosas están tan mal que ahora no tenemos ni para pagar las nóminas de julio». Las declaraciones de Torrubia se produjeron tras comunicarles los médicos la posible renuncia al trabajo de tutores de MIR si la Junta de Andalucía aprobaba unos recortes que pueden suponerles hasta un 23% de reducción del sueldo si son interinos y un 8% sin son funcionarios.

Los tutores de médicos residentes se habían reunido esta semana para estudiar posibles acciones con el fin de protestar por los recortes salariales anunciados por la Junta de Andalucía con el fin de evitar despidos en la Administración autonómica. Se da el caso de que muchos de los tutores son médicos interinos y, por tanto, los recortes les afectará por partida doble porque no sólo se les rebajará entre un 8 y un 10% el sueldo, sino que también se les reducirá la jornada laboral en un 15% con la consiguiente afección en sus nóminas.

La mayoría de los médicos del Hospital quieren que se apliquen los recortes por igual por entender que supone un agravio comparativo aplicar a unos facultativos más rebaja del sueldo que a otros cuando todos realizan la misma labor, explicaron fuentes del Sindicato Médico. Por esa razón, los médicos debatían si debían renunciar a tutorizar a los MIR. El gerente del Hospital Virgen del Rocío tuvo conocimiento , de que se estaba produciendo la reunio y se ofreció a explicar a los tutores los recortes. Los médicos accedieron y Torrubia les explicó que los recortes aprobados por la Junta están impuestos por el Gobierno central y que de no llevarlos a cabo Andalucía podría dejar de recibir transferencias que garantizan la liquidez de la Administración autonómica.

En ese contexto, el gerente intentó apaciguar a los tutores y que renunciaran a posibles movilizaciones. En lugar de tranquilizarlos, los dejó más preocupados cuando vino a decir que «tan mal están las cosas que ahora no tenemos dinero ni para pagar las nóminas de julio», según fuentes médicas consultadas por ABC. Los médicos acordaron reunirse la próxima semanapara decidir finalmente si renunciarán a tutorizar a los médicos residentes.

Las palabras de Torrubia han corrido como la pólvora por el hospital, lo que ha provocado todo tipo de comentarios por parte de los trabajadores. Mientras que para algunos médicos las palabras del cordobés Francisco Torrubia «no son más que una forma exagerada de expresar una realidad», para otros representan «un mensaje realista» que intenta concienciar a los tutores de la situación económica por la que atraviesa Andalucía y el país, para otros esas palabras exigen una explicación. En todo caso, el Sindicato Médico entiende que Torrubia debe aclarar los términos de sus palabras porque, de ser cierto, tendría que comunicarlo a la junta de personal y sindicatos. Aunque el gerente del Hospital Virgen del Rocío quisiera pedir un crédito bancario para pagar las nóminas, no podría hacerlo si el Gobierno central no lo autoriza, en base a la Ley de Transparencia. Los mismos médicos añadieron que la única salida que tiene Torrubia es que la Junta alcance antes de junio un posible un acuerdo sobre recortes con los sindicatos para desbloquear la llegada de transferencias, entre ellas los 2.600 millones del plan de proveedores.

Productividad

Como se recordará, los médicos ya han aceptado que sueldo variable vinculado a objetivos, que venían a cobrar en mayo o junio, se les pague en cómodos plazos de septiembre a diciembre de 2012. Ese acuerdo se adoptó tras admitir la Consejería de Salud que si pagaba el llamado complemento de productividad no habría dinero para las nóminas de julio.

Más de cien tutorías en peligro

En la actualidad hay entre 112 y 120 tutores de MIR en el Hospital Virgen del Rocío. El número de Médicos Internos Residentes que estudian una especialidad en ese centro oscila entre los 421 y los 450. En el caso de que los médicos decidieran dejar de tutorizar su enseñanza, las consecuencias no se verían de forma inmediata, ya que la docencia continuaría. Los problemas podrían surgir si los médicos tutores se niegan a firmar las evaluaciones de los residentes.
fuente
[Enlace retirado]
Image Map