Los jefes de servicio de Medicina Interna de toda España firman un manifiesto contra la especialidad de Urgencias

0
53

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha elaborado un manifiesto, que se espera firmen más de 350 jefes de servicio de Medicina Interna de toda España, con el fin de explicar que la creación de nuevas especialidades, como la de Urgencias o la de Enfermedades Infecciosas, no implica una mayor calidad, sino que conllevará una fragmentación del conocimiento y de la atención a los pacientes, a lo que se sumará un incremento de los costes sanitarios y una reducción de la equidad. En este sentido, los internistas defienden el proyecto de la troncalidad como el mejor instrumento para adaptar los programas formativos a las necesidades sanitarias y al perfil pluripatológico de los pacientes actuales.

El documento redactado por la Junta Directiva de la SEMI será remitido en los próximos días al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, cuando se reúnan las firmas de al menos dos tercios de los jefes de servicio de Medicina Interna de todos los hospitales de España, según ha señalado aRedacción Médica la vicepresidenta de la sociedad, Pilar Román. Para la número dos de la SEMI, este manifiesto es una forma de explicar a la sociedad que “los pacientes no se van a morir más si no existe esta especialidad”. A este respecto, la vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Interna ha reconocido que el colectivo de internistas es “pesimista” a la hora de pensar que el proceso de creación de nuevas especialidades pueda revertirse, aunque “confiamos en que nuestros políticos de verdad reflexionen y hagan lo mejor para el Sistema Nacional de Salud (SNS) y para los pacientes”. Román, que ha criticado las medidas de presión y las convocatorias y desconvocatorias de huelga de los médicos de Urgencias “sobre un tema que requiere una profunda reflexión”, ha reconocido no obstante que los contrarios a la creación de nuevas especialidades están en “inferioridad de condiciones” a la hora de negociar.

En cualquier caso, indica la vicepresidenta de la SEMI, es una “injusticia” que “personas que no tienen una especialidad y que han estado mucho tiempo trabajando en Urgencias, ahora quieran ser especialistas, cuando no han tenido la formación necesaria y sin saber cómo se va a acceder ni de qué manera”.

“Debemos de dejar claro, sobre todo al paciente, que las personas que están en Urgencias son ya especialistas, y que a esos especialistas su formación les ha dado el conocimiento suficiente para atenderlos. El hecho de que exista una nueva especialidad no va a mejorar la asistencia a los pacientes en absoluto y va a ser nefasto para el sistema sanitario”, ha sentenciado.

Asimismo, de cara a las administraciones, Román explica que aprobar la especialidad de Urgencias y Emergencias en lugar de ofrecerles un área de capacitación específica, “va a suponer un problema muy grande, porque si ahora hay dificultad de encontrar médicos, si además para trabajar en Urgencias va a ser necesaria una especialidad, habrá muchos servicios de Urgencias que se queden sin médicos, lo que obligará a importar médicos de fuera, que no serán especialistas de Urgencias tampoco”. Respecto a la asistencia, Román afirma que “si la mayoría de los pacientes ahora van a tener, dos, tres o cuatro enfermedades crónicas a la vez, ¿qué sentido tiene dividir y fragmentar la asistencia? Cuando lo que tenemos que hacer es fomentar la visión global del paciente y abordaje multidisciplinar”.

fuente

http://www.redaccionmedica.es/noticia/congreso-semi-manifiesto-8478

Image Map