Médicos de familia, recortes sanitarios

0
240

Un estudio del Foro de Médicos de Atención Primaria ha revelado que hasta el 40 por ciento de estos profesionales no pueden realizar bien su trabajo ya que no tienen en la consulta material necesario para una correcta exploración a sus pacientes

El estudio fue realizado a finales del año pasado para conocer en qué medida estaban afectando los recortes sanitarios a estos profesionales y, aunque en él participaron más de 800 pediatras de Atención Primaria de todas las comunidades, los datos son “extrapolables” a todos los médicos de familia, según reconoció Salvador Galán, secretario del Foro.

Lamentó que los recortes “se están agravando” en Atención Primaria ya que, en lugar de aumentar el presupuesto que las comunidades destinan a esta especialidad, se ha reducido entre 2009 a 2011 en un 5 por ciento, pasando de 9.323 a 8.845 millones de euros, por lo que sigue estando lejos del 25 por ciento del presupuesto sanitario que ellos defienden.

Esto ha desembocado en una “falta de motivación y una sobrecarga importante”, según añadió Reyes Hernández, autora del estudio, que muestra como cuatro de cada 10 profesionales creen que las condiciones de su consulta no les permite realizar correctamente su trabajo.

Además de la falta de material, principalmente oftalmoscopios u otoscopios, también critican problemas de seguridad, condiciones ergonómicas y de temperatura o ventilación de la sala.

Las comunidades cuyas consultas están en peores condiciones, según los encuestados, son La Rioja, Andalucía y Comunidad Valenciana. Por contra, las que mejor están son Navarra, Cantabria y País Vasco.

Por otro lado, la mitad de los profesionales denuncian que no tienen acceso a realizar pruebas complementarias necesarias y accesibles desde Atención Primaria. “Para una analítica básica no hay problemas, pero cuando hay que pedir una ecografía hay que derivar al paciente al hospital, lo que encarece su coste”, criticó Hernández.

En cuanto a la carga laboral, los médicos de Atención Primaria critican una mayor sobrecarga, principalmente porque no se están cubriendo las bajas o las sustituciones que se van produciendo.

La mitad de los pediatras, con más pacientes de lo recomendado

Esto hace que, en el caso de los pediatras, un 60 por ciento tenga más de mil niños asignados y un 45 por ciento dice tener más de 30 pacientes al día de media, cuando ambos valores son los máximos recomendados para garantizar un adecuado desarrollo del proceso clínico.

Además, hasta un tercio de estos profesionales dice tener que asumir la consulta completa de un compañero durante periodos prolongados, que pueden ser “de un mes o incluso durante toda una baja maternal”. En este sentido, las peores comunidades son La Rioja, Cantabria y Andalucía, y las mejores Baleares y Aragón.

Los médicos y pediatras criticaron también que su jornada laboral está cada vez más centrada en el ámbito asistencial y no les queda tiempo para formarse o investigar. En concreto, ocho de cada 10 dicen dedicar más del 75 por ciento de su jornada diaria a estos cometidos, lo que hace que “la formación deban hacerla fuera de su horario laboral”. Los más afectados por esta distribución de su jornada son La Rioja y Cataluña, y los que menos Castilla-La Mancha y Asturias.

El estudio muestra además que casi el 80 por ciento de los profesionales consideran que existen condiciones que facilitan la conciliación de la vida familiar y laboral. Las comunidades que más dificultades de conciliación presentan son Navarra y Cantabria, y las que más la favorecen son Asturias y Castilla-La Mancha.

Además, la autonomía en la gestión sigue siendo un punto a mejorar para estos profesionales, ya que sólo el 28 por ciento dice tener capacidad para administrar el presupuesto asignado a suplencias. “A la mayoría le vienen impuestos”, aseveraron.

Admiten que la Atención Primaria es “poco atractiva”

Estas condiciones unidas a otros factores, según lamentan, están haciendo que la especialidad sea “menos atractiva” para los futuros médicos internos residentes (MIR), a pesar de que “el 90 por ciento de los problemas de salud pasan por la Atención Primaria”, destacó Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM).

Por ello, insisten al Ministerio de Sanidad en la necesidad de mejorar las condiciones laborales de estos profesionales a pesar de los recortes que se están produciendo. “La sanidad española no está para perder el tiempo, debe buscar soluciones para hacer sostenible el sistema, con gestión pública”, dijo.

De igual modo, insistió en que rechazarán “cualquier modelo de gestión sanitaria que no suponga un ánimo de lucro” y, si no reciben del Ministerio la respuesta que esperan, volverán a las movilizaciones y no descartan presentar una iniciativa legislativa popular en defensa de la sanidad pública y en contra de las privatizaciones

fuente

http://www.medicosypacientes.com/

Image Map