Primaria mide su fuerza y no teme la destitución de su CNE

0
71

La relación entre el Ministerio de Sanidad y la Comisión Nacional de la Especialidad (CNE) de Medicina de Familia sigue atascada por culpa del anuncio de la ministra Leire Pajín de la creación de cuatro nuevas especialidades, cuando el proceso de troncalidad no está aún definido. Los miembros de este órgano lo tienen claro, como indica Ismael Sánchez, representante de la Organización Médica Colegial (OMC) en la CNE: “La actividad de la comisión solo se retomará cuando veamos pruebas, y no solo palabras, que garanticen que nuestras peticiones se están tomando en cuenta. Sanidad tiene ahora un margen de confianza y debe aprovecharlo si quiere seguir contando con el trabajo de este órgano asesor”, ha sentenciado Sánchez.

Con esta situación, se abren varios escenarios posibles. Que el diálogo acabe solucionándola, como cree que pasará Josep Basora, presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), o que se extremen las posturas y haya una dimisión en bloque o una destitución por parte del Ministerio.

Al presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, Julio Zarco, no le asusta esta última posibilidad. “Las Comisiones Nacionales de la Especialidad, de todas, son órganos consultivos, de asesoramiento del Ministerio, compuestas por profesionales de prestigio. No hay que llevar esto más allá de donde puede ir. Es lícito que el Ministerio escuche su asesoramiento y que luego decida cómo actuar en función de lo escuchado y de otros parámetros”. Zarco explica que al Ministerio se le expuso que no se estaba de acuerdo con el planteamiento de la creación de nuevas especialidades “en un momento en el que la troncalidad está encallada, muy enrocada. Luego la CNE de Medicina de Familia ha querido forzar más la situación y dijo ‘ahora no hacemos nada’. Y si no hacen nada y el Ministerio quiere, pues podrá destituir a estas personas y a mí, como presidente de Semergen me dirán que nombre a otro representante. Tampoco va más allá, no tiene ninguna trascendencia jurídica. Las CNE están para lo que están”.

Josep Basora también reconoce el carácter consultivo de la CNE, pero añade una potestad que considera “importante”, como es la acreditación de unidades docentes o de centros de salud, que “tiene una vinculación más legislativa”. Para Basora, en este caso además está en juego “la representatividad de la Atención Primaria ante el Ministerio”.

Ni Basora ni Sánchez ven cercana la posibilidad de la destitución. “No existe ningún indicio ni temor de que el Ministerio quiera refundar la comisión y renovar a sus miembros”, señala el representante de la OMC, “todo lo contrario”, continúa, el Ministerio “nos ha reiterado en varias ocasiones lo satisfechos que están con nuestro trabajo”. El presidente de la Semfyc no se plantea este escenario, y apunta que “no hay que olvidar que la CNE está compuesta principalmente por representantes que nombran el Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y el Ministerio de Educación”.

fuente

http://www.redaccionmedica.es/noticia/la-cne-de-familia-confia-en-su-fuerza-y-no-teme-la-destitucion-3219

 

Image Map