Siete licenciados comienzan en la sanidad zamorana su formación para convertirse en especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria

0
215

El director médico de Atención Primaria, Fernando Hernández Flores y la responsable de la unidad docente, Socorro Alonso, dieron el pasado martes la bienvenida a los siete licenciados en medicina que comienzan a partir de esta semana su formación como especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria en el sistema sanitario zamorano.

Socorro Alonso explicó que la formación de los siete MIR de Zamora en Medicina Familiar y Comunitaria durará cuatro años. En el primer año estarán durante los seis primeros meses en un centro de salud y los otros seis en el hospital. El segundo y tercer año lo pasarán en el hospital, rotando por los diferentes servicios y especialidades, excepto dos meses, cuando serán destinados a centros de salud rurales. Y el cuarto año la formación se centrará en centros de salud.

La formación de médicos MIR de Familia en Zamora varía según los años, dependiendo de la oferta de plazas y de la demanda, aunque se suelen cubrir todas las que se sacan. Por ejemplo, hay años en que ha habido seis y otros diez.

Entre los nuevos MIR abundan los que han elegido la especialidad de Familia por vocación y también los zamoranos o residentes en provincias cercanas, aunque hay de todo.

Entre los nuevos estaba el zamorano Víctor Prieto, que terminó en junio de 2012 y ha estado preparándose el MIR hasta enero en una academia. «Después de pensar y repensar y de esperar la nota, cuando me tocó elegir plaza tenía clara la opción de Medicina de Familia. La Atención Primaria es otro trato con el paciente que en el hospital». También zamorana es Carmen Blanco Alberca, que ya tiene una especialidad y afronta su segundo MIR y Tania Lobato. «Soy de aquí y tengo la familia. Prefiero un hospital pequeño y acogedor, como el de Zamora», explicaba Tania, quien, como el resto de los nuevos residentes no se plantea aún el futuro: «Se ve todo bastante negro, a ver si en cuatro años mejora la cosa». Susana Pérez es también zamorana, pero en este caso acaba de terminar la especialidad. «La formación en Zamora me ha parecido fenomenal, he aprendido muchísimo y es muy importante la autoformación, seguir estudiando». La perspectiva de futuro, irse de Zamora y de Castilla y León «porque no hay nada. Tengo alguna perspectiva en Madrid, pero nada seguro». Su compañera, la brasileña Ingrid Oliveira, también recién acabada su formación en Zamora, tiene claro su destino: volver a Brasil donde hay trabajo de sobra para los médicos. «La formación en Zamora es excelente. Aquí eres el residente de todas las especialidades y participas en todas ellas, se aprende más que en un hospital grande». Extranjero, concretamente marroquí es Othmane Mahrady, residente de primer año, que eligió Zamora por cercanía a su localidad de residencia, Salamanca. Cuando acabe, dice, buscará trabajo en España, aunque no le importaría regresar a Marruecos «o a la luna si hay trabajo. No tengo patria laboralmente hablando». También por cercanía de sus lugares de residencia han elegido Zamora otros de los MIR de Familia que empiezan este año su formación, como Francisco Javier Castrillo, leonés o María Consolación Teijeiro Bermejo, de Salamanca. De un poco más lejos, de Vigo (Pontevedra) ha venido Paula Docampo.

«Me siento más identificado con la Atención Primaria, es otro trato con el paciente»

fuente

[Enlace retirado]

Image Map