Sólo Portugal, Grecia y España han aplicado recortes en los salarios de sus MIR

0
189

Sólo tres países de la Unión Europea han aplicado recortes a las retribuciones de sus médicos internos residentes (MIR). Este grupo lo conforman España y otros dos estados miembros rescatados: Grecia y Portugal. Estos datos de la Organización Médica Colegial (OMC) ponen de manifiesto la gravedad de la situación de los profesionales sanitarios en nuestro país.

 

“Los salarios de los residentes españoles se encuentran por debajo de la media europea y muy por debajo de los países de nuestro entorno. Nos estamos aproximando a las economías de Europa del Este”, explica el vocal de Empleo Precario de la OMC, Fernando Rivas. 

Un estudio reciente de CESM y del Sindicato Médico Andaluz muestra que desde 2009 la retribución media de los MIR entre el primer y el quinto año ha descendido por encima de un 8,5 por ciento (ver tabla), mientras que su poder adquisitivo se ha visto reducido en torno al 35 por ciento. A nivel salarial, los residentes españoles no pueden compararse hoy con sus compañeros de los países más avanzados de la Unión Europea, “cuando hace cinco o seis años, un MIR en nuestro país cobraba en neto lo mismo que un alemán”, añade Rivas. 

El portavoz del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Enrique Lázaro, valora también con cierto pesimismo el futuro de los residentes. “Tan sólo hay que mirar a Italia, un país en una situación parecida a la de España, para ver el desnivel en cuanto a los salarios”, apostilla. En el país transalpino se barajan en la actualidad diferentes opciones, como la reducción de años de formación o la posibilidad de producir menos especialistas, con el objetivo de diminuir los costes derivados de los MIR, “pero en ningún momento han hablado de bajar los sueldos”, subraya Rivas, . 

El recorte salarial se ha aplicado de dos maneras distintas sobre los residentes: por un lado se ha reducido el sueldo base; por otro, se han suprimido guardias mensuales. Si antes del comienzo de la crisis económica, un MIR realizaba entre siete y ocho guardias al mes, en la actualidad no se le asignan más de cuatro o cinco, según reconoce el vocal de Empleo Precario de la OMC. 

Con los últimos recortes, el sueldo base de un residente de primer año se ha situado por debajo de los 1.000 euros. En concreto, perciben 1.151 euros brutos o 966 euros netos, lo que significa una rebaja del 11, 7 por ciento con respecto a 2009, es decir, han dejado de recibir al año cerca de 2.000 euros. 

Menos formación 

Al tiempo que las retribuciones han sufrido bajadas drásticas, el resto de las condiciones laborales de este colectivo también ha nempeorado. La reducción del número de guardias no sólo supone una pérdida económica para los residentes, sino que también ha provocado una merma formativa, como explica el vocal de Empleo Precario de la OMC. 

“Unos recortes excesivos están conduciendo a una formación de peor calidad, por muchos motivos pero especialmente por la renuncia de tutores, ya que su trabajo no está valorado como se merece”, afirma José Luis Bonafonte, secretario adjunto MIR de CESM. A esta situación se suma la mayor carga asistencial que ha recaído sobre los residentes ante la jubilación de profesionales y la reducción de plazas en los hospitales. Existe en la actualidad “un exceso de responsabilidad por necesidades de personal suplido por los MIR”, denuncia Bonafonte, aunque insiste en que a día de hoy “la formación sanitaria en España es excelente”. 

Sin embargo, existen lagunas en el proceso formativo de los profesionales. Una de ellas es la gestión sanitaria. Bonafonte reitera que el médico debe jugar un rol de mayor importancia en la administración de recursos. “Para ello se necesita formación tanto a nivel de grado como en el periodo de residencia”, subraya. Cada vez son más las voces que recomiendan avanzar por esta línea. Recientemente, el secretario nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del Partido Popular, José Ignacio Echániz, propuso la creación de un MIR en gestión sanitaria. 

La enseñanza en las universidades tampoco atraviesa su mejor momento. El alto número de facultades ha provocado un exceso de estudiantes y los licenciados superan a las plazas ofertadas, como explica el portavoz de CEEM. “Hay muchos jóvenes que optan por reespecializarse para asegurarse un puesto de trabajo”, desvela. El debate sobre la universidad se agudiza y crecen las recomendaciones para reducir facultades o numerus clausus.
Una oportunidad fuera de España
El alto número de licenciados, la escasa oferta de plazas públicas, la mínima reposición de profesionales jubilados y las homologaciones de profesionales de médicos extracomunitarios pintan un futuro incierto para los residentes españoles. Si no cambia la tendencia, el desempleo podría afectar a 6.000 profesionales a finales de este año. 

“La Administración debe evitar que la generación de profesionales mejor formados que ha tenido España en toda su historia trabajen en el mejor de los casos en el extranjero”, explica José Luis Bonafonte. Ante las malas perspectivas, cada vez son más los profesionales que deciden irse al extranjero a ejercer la medicina. Según datos del pasado 30 abril de la OMC, 1.157 médicos han solicitado el certificado de idoneidad para poder trabajar fuera de España. “La mayoría son médicos de familia y anestesistas entre los 30 y los 40 años, aunque más próximos a los 30”, explica Fernando Rivas. El destino más común en la actualidad es Europa; en concreto, Reino Unido, Francia y Alemania, aunque otros países de Sudamérica o de Oriente Próximo como Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos comienzan a cobrar interés, destaca el secretario adjunto MIR de CESM
fuente
Image Map